15 minutos de fama

Mariano nunca ha sido un tipo excesivamente ambicioso más allá de su propia supervivencia, y ha apelado cientos de veces al “sentido común”. Es más de callar que de tirarse órdagos. Por eso extraña que en su pasada conversación telefónica con Donald Trump, de unos escasos 15 minutos, se haya propuesto como su interlocutor en América Latina, Europa, el norte de África y –realmente alucinante- Oriente Medio. No se sabe muy bien qué debía haber consumido Don Mariano, pero sufrió un terrible ataque de egotrip. Como bien decía Iñaki Gabilondo en su blog, si ni siquiera es capaz de mediar en Cataluña ¿Cómo va a hacerlo en todos estos territorios? “Rajoy al teléfono ¿Está Netanyahu? Creo que deberíais tomároslo con calma con lo de las colonias” “¿Alo, Hassan Rouhani? Sería recomendable revisar el pacto nuclear”.

A todo esto ni una sola mención al famoso muro, aún con todos los lazos comerciales y culturales que nos unen a México. Aunque teniendo en cuenta que nosotros tenemos una vasta experiencia en muros como el de Melilla, puede que hasta Trump le pidiese algunos consejos prácticos a Rajoy sobre concertinas. Es curioso que después de que el PP hiciese del populismo su némesis ahora tengan que tragar con la administración Trump, la post-verdad pantagruélica.

Si Aznar tuvo a su Bush puede que Rajoy tenga ahora a su Trump, pero es una pareja demasiado antitética. Mariano no pondría los pies encima de la mesa. Ya ni siquiera fuma puros. Mientras Rajoy tiene problemas a la hora de mandar SMS’s, Trump es un maestro de los 140 caracteres. Definitivamente no pueden reeditar el combo de las Azores. Rajoy ha jurado amor eterno a Merkel, no a Trump. Por eso de esta conversación se revela que el Presidente está en una posición ambigua, entre sus colegas europeos y la necesidad de agradar al nuevo POTUS. Si cree que va a llevarle al redil de sus socios del viejo continente lo lleva claro. No es seguro que Donald esté realmente interesado en el futuro de la Unión Europea como revelan las informaciones.

Es verdad: se trataron asuntos de inteligencia geoestratégica; de las bases americanas en España y de la presencia nacional en territorio iraquí. Pero al final no es más que de una conversación protocolaria e intrascendente donde, de paso, Rajoy quería exprimir sus literales 15 minutos de fama.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s